La esperanza

El alguacil entraba en el pueblo cuando yo llegaba de atender el huerto y me detuve para escuchar lo que decía. Jacinto anunció aquel día, que los hombres como yo teníamos que ir a la guerra. Con mis ropas manchadas de tierra abracé a Vicenta y miré su vientre redondo haciendo un esfuerzo para noSigue leyendo “La esperanza”

Los caprichos del reloj

 Un palacio envuelto en la efervescencia de las luces, era el salón de la casa de mi infancia. Mi impaciencia extenuaba a mi pobre madre cuando el calendario señalaba diciembre, y yo la perseguía para que me entregara las figuras de cristal que vestían nuestro hogar de navidad. El aire se transformaba en mazapán y,Sigue leyendo “Los caprichos del reloj”