Diario de un confinamiento

Lunes 23 de marzo. Son las nueve de la mañana y otra vez he soñado con el viento. Siempre me han gustado las tormentas. Cuando era pequeño miraba el horizonte iluminado y sonreía cuando el vendaval agitaba las llamas de las velas. Tardaba en dormirme y al abrir los ojos me decepcionaba la inesperada claridadSigue leyendo “Diario de un confinamiento”

De espaldas a la vida

Como un ser inmortal, la silueta del hombre rubio de espaldas, se alza sobre la cima de las montañas más altas sin una sola mota de polvo en sus zapatos, y con el pantalón y la levita tan estirados como si estuviera en la vieja biblioteca de su casa. Desde las rocas más oscuras contemplaSigue leyendo “De espaldas a la vida”

Un ramillete azul

No le tembló la mano cuando preparó aquel postre. Cada día elaboraba con delicadeza el bizcocho favorito del señor. Mientras sujetaba el cántaro de barro y vertía la leche, pensaba en el día de su llegada, cuando se perdió en el laberinto de pasillos oscuros de la casa, y en las rozaduras que le provocabanSigue leyendo “Un ramillete azul”

Diario de un huérfano.

Año 1984 5 de febrero  Sigo escribiendo estas páginas que me trastornan. Hoy no encajan en ningún lugar las palabras que sacuden mi cabeza. Mi hermano, ajeno a mi desazón, no para de hablar haciendo gestos con las manos. Yuri, su gato siberiano, se ha confabulado con él y da saltos sobre mi mesa estampandoSigue leyendo “Diario de un huérfano.”

La esperanza

El alguacil entraba en el pueblo cuando yo llegaba de atender el huerto y me detuve para escuchar lo que decía. Jacinto anunció aquel día, que los hombres como yo teníamos que ir a la guerra. Con mis ropas manchadas de tierra abracé a Vicenta y miré su vientre redondo haciendo un esfuerzo para noSigue leyendo “La esperanza”

Los caprichos del reloj

 Un palacio envuelto en la efervescencia de las luces, era el salón de la casa de mi infancia. Mi impaciencia extenuaba a mi pobre madre cuando el calendario señalaba diciembre, y yo la perseguía para que me entregara las figuras de cristal que vestían nuestro hogar de navidad. El aire se transformaba en mazapán y,Sigue leyendo “Los caprichos del reloj”

Un legado de papel

Nuestra efímera existencia se vuelve preciosa cuando nos sumergimos en las páginas de los libros. Mi pasión por la lectura comenzó muy pronto. Mi madre, como muchas madres, me contaba cuentos. Esos cuentos que ella relataba de forma rutinaria, dibujaban en mi cabeza las imágenes de bosques encantados y casillos relucientes. Yo todavía no sabíaSigue leyendo “Un legado de papel”